- Novedades - Volver a novedades
imagen

Bianco&Nero integra un libro con las mejores chocolaterías del mundo

En su obra “Chocolate Unwrapped” (Chocolate desenvuelto), Sarah Jane Evans actualiza la historia del chocolate. Su pasión por este tema la ha llevado a buscar productores de todo el mundo para crear el “directorio del chocolate” que nuclea este libro. Aquí da reseñas de más de 80 de los principales productores de chocolate fino de todo el mundo, desde Åkesson a Zotter, a través de replica watches sus notas de degustación, que incluyen aroma, sabor y textura.

En el libro, Los amantes del chocolate encontrarán también información sobre los distintos gustos nacionales y los exquisitos sabores del mundo entero, sobre cómo degustar como un experto, y listados de los comercios y tiendas on line preferidos de Sarah Jane, los mejores blogs sobre chocolate, museos y festivales para visitar.

Luego de una visita a Mendoza, Jane destacó: "La mayoría de los que visitan Mendoza, en Argentina, van por el vino; algunos transitan en su paso hacia Los Andes o Chile e incluso hacia Patagonia. Otros pocos viajan siguiendo el polo. Pero nadie espera visitar esta ciudad soleada, polvorienta y animada por su chocolate. Al menos yo no lo esperaba. Fue por eso que me llenó de alegría, cuando visitaba la bodega Trapiche, encontrarme con pequeños trozos del chocolate de Roberto Agüero, dueño de Bianco&Nero que habían sobrado de una degustación. El enólogo jefe, Daniel Pi, es un entusiasta del trabajo de Roberto y le gusta maridar el chocolate con su vino".

Más sobre "Chocolate Unwrapped"

“Coma una porción de una barra de chocolate”, anima Sarah Jane Evans a sus lectores. Además del placer que brinda, el chocolate lo embarcará en una travesía desde el pequeño grano de cacao cultivado en una lejana plantación hasta la barra de marca finalizada, incluso, en un viaje más complejo a través de la historia, la sociedad, la política y la economía. A lo largo de sus 3.000 años de historia, el chocolate ha sido celebrado como bebida sanadora, ya que fue recién a fines del siglo XIX cuando la producción del chocolate dulcificado empezó a remplazar al chocolate “verdadero”.

Actualmente, el chocolate fino forma parte del auge del interés en la comida “verdadera” y las mejores barras se encuentran fácilmente en cualquier calle comercial. cheap replica watches Una nueva generación de artesanos chocolateros busca granos de la más alta calidad provenientes de orígenes específicos de todas partes del mundo y controla el proceso completo hasta llegar a la barra terminada. Las empresas de producción mundiales se suman a esta tendencia en alza ofreciendo las barras según su lugar de origen.

Soy una fanática apasionada del chocolate. Durante mi crecimiento disfrutaba de las barras de chocolate con leche británicas tradicionales. Sin embargo, sabía que existía otro mundo porque mi padre tenía una reserva de barras de Lindt y Bonnat en su escritorio. Mucho después, pasé más de una década como editora adjunta de la revista BBC Good Food pensando en sabores, en cómo diferenciarlos y en cómo describirlos con claridad. Más tarde me convertí en maestra enóloga. Entre otras exigencias, este título requiere considerar detenidamente aromas, sabores y texturas y evaluar vinos con objetividad, ignorando cualquier prejuicio personal. Estas habilidades se trasladan a la perfección al chocolate fino, que tantas similitudes tiene con el vino fino.

Utilizo la palabra “fino” adrede. Quizás falten algunas de sus barras preferidas en este directorio de la A a la Z. Es posible que esto se deba al hecho de que no coincidían con la definición de partida de lo que es el chocolate fino: las barras no deben contener grasa vegetal más allá de la manteca de cacao, deben tener un contenido mínimo de cacao del 30% en el caso del chocolate con leche y del 60% en el caso del chocolate amargo, deben estar producidas a partir de granos de cacao cuya calidad y procedencia hayan sido contempladas y no deben contener ningún saborizante artificial, tal como la vainillina  -la verdadera vainilla, por supuesto, se permite. He tomado estos requerimientos de la Academia del Chocolate (www.academyofchocolate.org.uk), de la que soy miembro fundadora. Nuestro objetivo es promover el conocimiento del chocolate fino. Alentamos a todos a descubrir el chocolate fino en su deliciosa diversidad y a pensar con mayor profundidad de dónde proviene, cómo se lo produce y quién lo hace.

El chocolate es, ante todo, diverso. Entre los productores incluidos en Chocolate Unwrapped, algunos poseen sus propias plantaciones y producen su propio chocolate, en ocasiones en el lugar de origen. Hay una cantidad creciente de productores “del grano a la barra”, que producen chocolate a partir de granos que han importado ellos mismos. También hay quienes importan masa o licor de cacao (el insumo molido) y lo mezclan, revuelven y refinan (en un proceso conocido como “conchado” u “homogeneización”) hasta que los sabores se hayan abierto y las texturas hayan cambiado. La mayoría de los productores, sin embargo, compran chocolate terminado -que los profesionales llaman “cobertura”- y lo re funden, lo templan y quizás hasta lo mezclan y saborizan para crear sus propias barras. El problema para los amantes del chocolate es que los productores no siempre son transparentes. En mi búsqueda de transparencia he hablado con muchos productores y expertos en la materia y he encontrado opiniones encontradas. Me siento inmensamente agradecida con todos aquellos que han compartido sus conocimientos y todo error es enteramente mío.

Desde el grano hasta la barra, Chocolate Unwrapped presenta este suntuoso mundo del chocolate fino, desde su más temprana historia hasta su exquisitez y la creatividad de las personas detrás de las barras. Lo aliento a explorar el sinfín de sabores del chocolate y a desenvolver las capas reales y figuradas debajo del envoltorio.

Bianco & Nero

La mayoría de los que visitan Mendoza, en Argentina, van por el vino; algunos transitan en su paso hacia Los Andes o Chile e incluso hacia Patagonia. Otros pocos viajan siguiendo el polo. Pero nadie espera visitar esta ciudad soleada, polvorienta y animada por su chocolate. Al menos yo no lo esperaba. Fue por eso que me llenó de alegría, cuando visitaba la bodega Trapiche, encontrarme con pequeños trozos del chocolate de Roberto Agüero que habían sobrado de una degustación. El enólogo jefe, Daniel Pi, es un entusiasta del trabajo de Roberto y le gusta maridar el chocolate con su vino.

En general, no me siento inclinada a maridar vinos tintos secos (ni blancos tampoco, en realidad) con chocolate amargo. Sin embargo, Argentina ha hecho del varietal Malbec una especialidad, produciendo tintos penetrantes a veces incluso dulzones, con graduaciones alcohólicas altas. Estos vinos son suficientemente frutados como para combinar con algunos tipos de chocolate. En mi segunda visita a la bodega me aseguré de encontrarme con Roberto Agüero ahí y de degustar su línea completa de chocolates con él en la sala donde se llevan a cabo las degustaciones de vinos.

Como muchos de los artesanos chocolateros actuales, Agüero tenía una carrera previa -ejercía como abogado en Buenos Aires-. Mientras se recuperaba de una enfermedad, descubrió el placer de cocinar para su familia. Fue entonces que en el sur de Argentina, conoció a una señora de 82 años que había aprendido el arte de hacer chocolate de un suizo. Roberto y la señora intercambiaron recetas y él inició su nueva carrera. No resulta sorprendente que este encuentro se haya dado en el sur, pues la ribereña ciudad de Bariloche es conocida por su chocolate. Esto se debe en parte a su clima frío y ameno, pero principalmente a la larga tradición de pobladores alemanes y suizos, que implantaron su cultura gastronómica y su experiencia.

En Bianco&Nero, Agüero produce únicamente chocolate de orígenes sudamericanos -su principal proveedor de cobertura es Fenix, en Buenos Aires-. Casi dos décadas después de descubrir repentinamente su vocación, se ve sumergido por completo en el mundo del chocolate. Además de sus barras de origen, produce, entre otros, distintas trufas, bombones y productos pasteleros que vende en sus locales de la ciudad de Mendoza.

Nombre de la barra: Bianco & Nero Grand Cru Esmeraldas 70% Cacao Ecuador

Ingredientes: Granos de cacao, mezcla u origen omega replica watches 70% Esmeraldas, Ecuador

Peso de la barra: 60g

Lugar de producción: Mendoza, Argentina

Sitio web: www.bianco-nero.com.ar

Aroma: Cremoso, almendrado, ligeramente chocolatoso

Sabor: Más profundamente chocolatoso de lo que los aromas sugieren, desarrolla un perfil de moca tostado con brillantes notas de frutas tropicales. Regusto duradero con una pizca tanínica.

Perfil: Frutado, cremoso, meloso, avinado, terrosoy tostado

 

Sobre Sarah Jane Evans

Sarah Jane Evans  es una de las principales críticas de vino y comida del Reino Unido y miembro fundadora de la Academia del Chocolate. Como Master of Wine (maestra enóloga / maestra sommelier), manifiesta particular interés en el gusto y el sabor y disfruta del uso de su experiencia en la degustación de vinos para descubrir los placeres del chocolate. Sarah Jane escribe para distintas revistas, incluidas BBC Good Food, Olive y Decanter y fue presidenta del “Guild of Food Writers” (sindicato de críticos gastronómicos). Asimismo, es miembro de la Gran Orden de Caballeros del Vino gracias a su histórico interés en España y sus vinos. Vive en Londres con su marido y sus dos hijas.